modificacion clima
Clima

Activistas del cambio climático, no nos culpéis

Tiempo de lectura: 6 minutos
 

Los científicos, medios y activistas nos están culpando del cambio climático mientras están protegiendo a los que sí están influyendo (en parte) en el clima.

   

Primero de todo, es necesario aclarar que el #cambioclimático no está provocado por el “hombre común”. Por mucho que redujéramos el Co2; que dejemos de viajar en avión, tren, barco o coche; o incluso que volvamos a la edad de piedra; el #cambioclimático continuará ocurriendo.

Aquellos que se crean la narrativa impuesta sobre el cambio climático están demostrando una falta de estudio, de capacidad analítica y de #pensamientoCrítico considerables.

El #CambioClimático ocurrió, ocurre y seguirá ocurriendo

Si escucháis ‘argumentos climáticos’ por parte de científicos, activistas, políticos, etc. pero no nombran ni la influencia de los ciclos solares ni la inversión de los polos, se están dejando un 90% de la ecuación fuera.

   

No confundir cambio climático con ecologismo

 

¿El hombre está influyendo en la naturaleza? Sí, por supuesto. Somos nosotros los que estamos contaminando la Tierra, océanos y el aire, estamos ensuciando el planeta, estamos destruyendo ecosistemas. Sí estamos provocando todo esto.

¿La acción del “hombre común” está provocando el #cambioclimático? No, rotundo. En absoluto. El hombre no está provocando el cambio climático porque es un proceso que lleva ocurriendo miles de años y así continuará. Hay que diferenciar entre ecología, responsabilidad ambiental y #cambioclimático

¿Por qué?

Porque al contrario de lo que indican los científicos, medios, gobiernos y activistas climáticos, el #cambioclimático es un proceso mayoritariamente natural, en el cual, el “hombre común” no puede hacer mucho más que adaptarse a la situación resultante.

Pero, desde el punto de vista de ecologismo y sostenibilidad, nos queda muchísimo camino por recorrer como, por ejemplo, cuidar la naturaleza, no ensuciar el medio, no destruir ecosistemas, etc.

Pero sí existen ciertos entes, que no pertenecen al grupo del “hombre común”, que SÍ pueden modificar el clima, pero nunca escucharemos ninguna crítica sobre ellos en público.

   

Operación Popeye (o la siembra de nubes)

 

Todo comenzó en la década de 1940, cuando un par de científicos de General Electric Co. estaban experimentando con el uso de nubes súper enfriadas para estimular el crecimiento de cristales de hielo.

Después de una serie de experimentos los investigadores de General Electric Co. lograron hacer llover con balas de yoduro de plata. Obtuvieron una patente para su técnica, conocida como siembra de nubes, en 1948.

El clima como arma de guerra
«El clima como arma de guerra» The New York Times Archives July 9, 1972

La Operación Popeye fue un programa de modificación del clima altamente clasificado en el sudeste asiático durante 1967-1972. La operación de siembra de nubes durante la Guerra de Vietnam se llevó a cabo desde el 20 de marzo de 1967 hasta el 5 de julio de 1972 en un intento de extender la temporada de monzones, específicamente sobre áreas del Sendero Ho Chi Minh . La operación se utilizó para inducir la lluvia y extender la temporada de los monzones del este de Asia en apoyo de los esfuerzos del gobierno de los Estados Unidos relacionados con la guerra en el sudeste asiático.

   

La Oficina de Modificación del Clima y las Olimpiadas de 2008

 

El gobierno chino modificó el clima para que no lloviera durante las olimpiadas de 2008.

Para conseguirlo utilizó la Oficina de Modificación del Clima de Beijing (BWMO). Dicho departamento de trabajo del Municipio de Beijing fue el responsable de implementar tareas de modificación del clima en el área de Beijing

La oficina garantizó que los Juegos Olímpicos de Verano de 2008 estuvieran libres de lluvia, al romper las nubes que se dirigian hacia la capital y obligarlas a dejar caer la lluvia en las áreas periféricas.

Los ingenieros meteorológicos de la ciudad dispararon y rociaron yoduro de plata y hielo seco en las nubes entrantes que estaban lo suficientemente lejos como para que su lluvia pueda ser expulsada antes de llegar al estadio (Nido de pájaro).

   

HAARP – un sistema de armas destructor del clima

 

HAARP, (High Frequency Advanced Auroral Research Project), traducido al español como Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia es un proyecto que llevan a cabo conjuntamente la fuerza aérea y la marina de los Estados Unidos, junto con el Instituto Geofísico de la Universidad de Alaska, Fairbanks.

Experimentos similares se están realizando también en Noruega, probablemente en el Antártico, así como en la antigua Unión Soviética.

El #HAARP es un proyecto de investigación que utiliza instalaciones terrestres situadas en Gakoma, Alaska y una red de 180 antenas, cada una equipada con su propio transmisor, para calentar partes de la ionosfera con potentes ondas de radio.

Funcionando en conjunto será como una sola antena que emitirá 1 GW =1.000.000.000 W, es decir un billón de ondas de radio de alta frecuencia las cuales penetran en la atmósfera inferior e interactúan con la corriente de los elecrojets aureales.

La energía generada calienta partes de la ionosfera, lo que produce agujeros en la ionosfera y «lentes» artificiales.

   

La Unión Europea calificó el proyecto HAARP como una preocupación mundial

 

En la sesión del 13 de julio de 1995, el Presidente del Parlamento anunció que había remitido la propuesta de resolución presentada por la Sra. Rehn Rouva, conforme al artículo 45 del Reglamento, sobre la utilización potencial de recursos de carácter militar para estrategias medioambientales.

A continuación se recogen algunas de las declaraciones más significativas acerca del proyecto HAARP.

“Considerando que, pese a los convenios existentes, la investigación en el sector militar sigue basandose en la manipulación medioambiental como arma, tal y como pone, por ejemplo, de manifiesto el sistema HAARP con base en Alaska”

“El HAARP puede utilizarse para muchos fines. Mediante la manipulación de las características eléctricas de la ionosfera se puede controlar una gran cantidad de energía. Si se utiliza como arma militar, esta energía puede tener un impacto devastador sobre el enemigo. El HAARP puede enviar muchos millones más de energía que cualquier otro transmisor convencional. La energía también puede dirigirse a un blanco móvil, lo que podría constituir un potencial sistema antimisiles.”

“El proyecto HAARP puede resultar en cambios de la situación climática. También puede influir en el ecosistema, especialmente en la región sensible del Antártico”

   

Estados Unidos también admite la alteración del clima

 

El 28 de abril de 1997, el Secretario de Defensa de los Estados Unidos, William S. Cohen dió un discurso en la Conferencia sobre Terrorismo, Armas de Destrucción Masiva y Estrategia de los Estados Unidos en el Centro de Georgia. Estos son los extractos en los que habla sobre el clima:

«Otros [países] participan incluso en un tipo de eco-terrorismo por el cual pueden alterar el clima, provocar terremotos y volcanes de forma remota mediante el uso de ondas electromagnéticas».

«Por lo tanto, hay muchas mentes ingeniosas que están trabajando buscando formas en que puedan causar terror en otras naciones. Es real, y esa es la razón por la que tenemos que intensificar nuestros esfuerzos, y por eso es tan importante».

Además de hablar sobre la modificación del clima, también habló sobre el desarrollo de virus en laboratorios, como el #ebola.

«Hay algunos informes, por ejemplo, que algunos países han estado tratando de construir algo así como un virus del Ébola, y ese sería un fenómeno muy peligroso, por decir lo menos»

   

¿Aparece en algún informe científico estos instrumentos de guerra climática?

 

Ningún científico, medio ni activista climático, habla sobre estos programas.

Incluso en el famoso Informe sobre el Cambio Climático del IPCC no hay ninguna alusión a estos proyectos públicos que están modificando el clima.

Es más fácil culpar a la población, de los cambios que está experimentando la Tierra de manera natural y los cambios artificiales que están provocando estos agentes.

Detrás de la #propaganda climática se esconde una agenda muy oscura que iré detallando en próximos artículos. Más adelante hablaré de otra de las variables que más influyen en el clima pero es inexistente en los estudios de los ‘científicos’ de la emergencia climática: El Sol

   

«Hacer lluvia» o controlar el clima puede ser un arma de guerra tan poderosa como la bomba atómica, dijo hoy un físico ganador del premio Nobel.

Citado en, Fixing the Sky, 171, Fleming.
 

Suscríbete a la lista de correo

No enviaré mensajes de publicidad ni compartiré tu correo con nadie. Únicamente será para tener un canal directo de comunicación contigo, para poder enviarte información relativa a web, el acceso a artículos exclusivos y todo lo que considere que puede ser de tu interés.

Suscríbete a Dave's Radar

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: